Frontenis en el mundo

Presentación del autor

Javier Ribas ha sido Campeón de España de Frontenis y de Paleta Goma. Fue Seleccionador Nacional Sub-22 de Frontenis. Es coeditor de la Revista Frontenis, autor del libro "Las 10 primeras clases de frontenis", coautor del DVD "El revés en el frontenis" y autor de este blog Hablemos de Frontenis.
En la actualidad es Director Técnico de la sección de Frontenis del Club Valenciano de Natación. Tiene en preparación, junto con Jesús Movilla, el DVD "El saque con pelota preolímpica" de próxima aparición.

REVISTA FRONTECNICS año 2

REVISTA FRONTECNICS año 2
HAZ TU RESERVA YA EN todo.frontenis@gmail.com

Si te gusta este blog, dale al me gusta. Nos ayuda a la difusión del frontenis

sábado, 29 de mayo de 2010

"La culpa es tuya y mereces un castigo".


En un partido de competición, mantener la frialdad es importante. Sobre todo si vas detrás en el marcador. Pero en los estudios internacionales que estamos haciendo hemos descubierto un nuevo especimen: el homus gesticulantis.
Pierde un tanto y empieza su "show". Primero mira a la raqueta, incrédulo. Le pregunta que porqué ha fallado esa bola. Como la respuesta tarda en llegar decide castigar a la raqueta por no responderle. La golpea contra su cuerpo. Tras varios golpes en su pantorrilla o incluso en el pecho - si el partido aún no va muy adelantado - considera suficiente el castigo. Sigue el encuentro.
Otro nuevo error. Esta vez le grita a la raqueta "¿Pero qué pasa?" y mira a la pared del frontón, y mira a la raqueta. La tentación es grande. Pero se contiene. Espera la respuesta. Pero no llega. Nuevo golpe contra el cuerpo. Esta vez un poco más fuerte, a ver si el alma de la raqueta sufre un poco, entra en razón y empieza a jugar bien.
Un nuevo fallo. El "homus gesticulantis" mira a la pared lateral y a la reja. En un acto frio de racionalidad decide que mejor tirarla hacia la reja. Y la lanza. La raqueta va por los aires hasta chocar contra la reja. Y luego, por supuesto, cae hacia el suelo. El homus, en un gesto de humanidad, se lanza corriendo a por ella para que no choque contra el pavimento. Tal vez piensa que es demasiado castigo para esa raqueta.
Estamos ya en el final del partido. Un error más y tanto para el contrario. Final de partido. Entonces la raqueta adquiere vida propia. Manda sobre el homus. Y tras la derrota decide suicidarse. Domina el espíritu del Homus gesticulantis, y hace que este la golpee bien en la pared lateral, bien en el suelo. Repetidamente. Hasta que la raqueta muere. Y suponemos que entonces va al infierno.
El homus sale del frontón sin raqueta, amoratado por los golpes y humillado por la derrota. Un placer esto de jugar al frontenis.
Y el contrario, amén de alucinado, encantado porque desde el principio ha visto que su rival era incontrolable, incontenible y que le iba marcando en cada momento su estado de ánimo. Un chollo de contrario. Y unas buenas risas durante la cerveza a costa del Homus gesticulantis.

8 comentarios:

  1. jajaja gran artículo. Y además muy fiel a la realidad. A mi antes me pasaba casi igual (excepto gritar y castigarme demasiado), pero lo de primero tirar la raqueta a la verja y luego al suelo, lo has clavado.
    Ahora ya no lo hago. Desde la lesión soy un frontenista nuevo. Según la página de El Rival Interior pone que es porque salgo con menos presión.
    Hacer demasiados gestos etc es dar pistas al rival sobre por qué camino llevar el partido. Si se mantiene esa actitud nunca se gana el partido, porque se te va la cabeza y aunque tengas la bola más fácil de tu vida, la fallas.
    Hay que aprender a controlarse.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente hay por ahí demasiados "homos gesticulantis".

    Digamos que están los jugadores que tras un fallo pegan un grito o se llaman a sí mismos una barbaridad... bueno, hay que descargar tensión, pero después respiran un par de veces y se disponen a restar. Aquí no ha pasado nada.

    Por contra, los hay que se tiran los siguientes tantos gruñendo, la toman con el compañero, con las decisiones arbitrales, con su propia raqueta, o lo que es peor, con el contrario. A este ganado, más que gesticulantis, yo los catalogo como auténticos energúmenos.

    Siempre he dudado si estos especímenes reaccionan así para asustar al contrario (provocando el temor de que pueda llegar a actos físicamente violentos) o si por el contrario es para provocar pena (pobrecito, si le sigo ganando tantos es capaz de abrirse la cabeza). Supongo que con vuestra mayor experiencia alguien podrá aclararmelo.

    En todo caso lo que sí que pueden llegar a conseguir es acaparar, al menos en parte, atención del contrario. Como no estés muy a lo tuyo, casi estás más pendiente de que al fulano éste contra el que juegas no se le suelte el último tornillo y se líe a hostias consigo mismo... o a dártelas a tí.

    Supongo que será un arma producto de la impotencia (Si distraigo y logro descentrar a mi rival, me será más fácil ganarle). Si dicha reacción es subconsciente, pues vale, habrá que aguantarle hasta cierto límite, pero tambien hay casos en los que el energúmeno ha dado el espectáculo, casualmente, en el momento preciso en el que el contrario empezaba a destacarse en el tanteador, y, casualmente, ha logrado dar la vuelta al partido.

    Personalmente, esa táctica psicológica me parece lamentable, y creo que debería ser sancionable. Si durante el desarrollo del tanto te pueden llegar a sancionar por hablarle a tu compañero, más razón para hacerlo cuando te pones a bociferar pegado a la nariz del contrario (como ejemplo extremo).

    Ya sé que debes saltar a la cancha mentalizado y centrado en lo tuyo, y que lo que diga el contrario no debería afectarte, pero puestos así, el energúmeno también debería saltar a la cancha igualmente mentalizado, y si se le permite actuar así, no deja de ser darle una ventaja que no se merece. Creo que los árbitros deberían imponerse más en estos casos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Es evidente que la culpa es siempre de otro (persona o cosa). Padresantomexico abrió un hilo sobre las excusas que los frontenistas poníamos cuando se perdía un partido y la variedad era inimaginable... de todo tipo, la raqueta era una de las grandes protagonistas.

    Me da pena ver que un jugador no asume su "responsabilidad" en la derrota. Es un mal paso para progresar. No solo da facilidades en la pista en el presente sino además también en el futuro, pues esa actitud no permitirá mejorar su juego de un modo óptimo.

    En fin, a mi me gusta mucho oír esas excusas... algunas con muy imaginativas :-).

    En cuanto a la violencia en las canchas, yo la erradicaría a base de tarjeta roja. No es admisible ni con la raqueta ni mucho menos con el compañero o el contrario.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  4. Hay veces que molestan cosas mas inquietantes como jugadores delanteros que radian continuamente la partida en todo momento, celebraciones de puntos y hasta de fallos de los rivales y fallos suyos que celebran como golpes ganadores no moverse mucho hasta la forma de dar a la bola hay gente que necesita toda la cancha y encima protesta porque no le dejas mas.. en vez de aprender a dar con minimo espacio sobre todo los zurdos, en esto tenemos mucho que aprender de los ingleses y el squash... como pitan todo como golpean sin molestar y dejan golpear.., como en la vida hay gente ruidosa escandalosa y luego son mas legales y gente que va de educada y luego hacen perrerias y el publico, solo se fija en lo escandaloso,saludos

    ResponderEliminar
  5. Jejeje no está bien tirar la raketa y menos romperla xke son muy caras y xke no hay ke armar escandalos está muy bien el articulo, yo lo mas ke he tirado son las gafas protectoras, las rompí y ya no tiro nada mas fuerte contra el suelo o pared, la unica vez que he tirado la raketa es contra nuestro amigo dinamita o general grievous en el torneo de Rivas, eso si la tiré flojito, al final del partido y con razón porque nos remontaron y porque nos robó el arbitro, pero si la tiro y se me rompe me quedaria un gran cargo de conciencia, fijaos que ahora estoy triste porque se me ha roto sin querer mi master pro despues de muchos años que me la queria yo quedar hasta hacerme viejo, pero bueno no pasa nada me compraré una ikus que encima regalan 3 bolines comprando una.
    Norber: yo el primer año me presionaba tambien cuando era muy pequeñito y debuté en tercera, y me daba miedo fallar, pero un día lloré tras perder y me dije, para ke voy a presionarme asi, si esto es un hobby para divertirse y pasarselo bien, y a partir de ahi me juego todas las bolas y ni en promociones me pongo nervioso (solo cuando las veo de espectador jeje y en algun torneo ke me juego dinero)
    General grievous: que razón llevas a mi lo ke mas me jode, ke se te ponga el otro zaguero en la trayectoria y no te deje pegar plano y solo puedas bombear, si te molesta y le das puede ser sin querer pero eso estando unos metros delante no está bien, si te pega plano y muere te aguantas haber ido por detrás, asi como sabes ke ya no te dan, es como lo de en futbol hacer falta sin querer jugar el balón cuando se te ha ido; yo lo de solo dartela cuando la pides no lo veo bien, esto debe ser ke si el arbitro ve que se han molestado darla vuelta el solo, a veces no tienes el pido en la boca.
    jesus tu tambien llevas toda la razón, no hay que poner excusas a no ser ke pierdas de un punto o dos por un pique o una mala decisión del arbitro o juegues lesionado, lo ke no es normal es perder 35 a 17 y decir ke nos han picado muchas y hemos ganado de suerte como me dijeron a mi una vez.

    ResponderEliminar
  6. Una pregunta soy nuevo en esto.
    si en juego doy a un jugador y la pelota no toca la pared de¿ quien es el tanto?

    ResponderEliminar
  7. Hola Quiquin, bienvenido a este blog.
    Si le das a otro jugador, siempre que no sea tu compañero, la pelota puede ser devuelta si el árbito considera que iba a buena. Aquí no tiene nada que ver si tras golpear al jugador contrario la pelota va a buena o a mala.
    Es más, puedes pegarle a un jugador contrario, la pelota tocar la pared y el árbitro pitarla mala.
    Espero que te haya servido este comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Y otra cosa que viene un poco a la pregunta de quiquin y que nos ha pasado en el último partido.


    El rival golpea la bola, da en el frontis y en su retorno le da a alguien. Si a quien le da, está en turno de devolver, son 2 puntos. Si le da a los del otro equipo (el equipo que acababa de golpear la bola), es 1 punto.

    ResponderEliminar